Una de restaurantes

En esta ocasión haré una breve crítica culinaria de un restaurante al que no había ido en muchos años y que este fin de semana visité de nuevo gracias a que un sobrino quiso celebrar allí su cumpleaños.

El lugar en cuestión se llama La Choza y se encuentra sobre la Avenida López Portillo, en Coacalco, estado de México. La verdad uno no da mucho por el lugar ya que en esa zona hay muchos locales que tienen la fachada muy parecida, así que para diferenciarlo hay que estar muy atento al minúsculo letrero de la entrada para no pasarse.

Una vez dentro del local, la cosa cambia: se ve amplio, ventilado, luminoso, con dos pisos y planta baja, un mini escenario para que una banda amenice el ambiente, aunque a veces solo hay un cantante que usa pistas tipo karaoke. Lo que mas me gustó fue que hay una amplia zona de juegos con tres niveles alfombrados que fue la delicia de los niños y que ayudó a que pudieramos comer más a gusto.

Sobre la comida puedo decir que es muy buena, la especialidad es de pollos a la leña pero también sirven carnes y sopas deliciosas. Las porciones son generosas y puedo asegurar que es muy difícil que alguien se quede con hambre.

Yo comí una sopa azteca  muy cumplidora, con su crema, aguacate, chicharrón y sus tiritas de chile frito. La verdad es que esa sopa no es la mejor que he comido, pero si una de las superiores. Fue una excelente forma de iniciar la comida.

Como plato fuerte pedi un Filete de res Vicente Fernández. Un nombre muy exótico para una comida deliciosa: Tres filetes de res a la pimienta (mínimo 2 centímetros de ancho, rosados al centro) cubiertos de queso gratinado y bañados en una salsa de chipotle. Simplemente delicioso.

En general, incluyendo las bebidas, sopa y plato fuerte, por persona se gastan unos 200 pesos, lo cual me parece muy adecuado, así que en mi ranking personal le otorgo 4 tenedores (de 5) en lo que se me ocurre una medida diferente.

Leave a Reply

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑